EARTH CHARTER
 
 
Sobre la iniciativa de la Carta de la Tierra

La Iniciativa de la Carta de la Tierra

La “Iniciativa de la Carta de la Tierra" es una red global y heterogénea de personas, organizaciones e instituciones que participan en la promoción y en la implementación de los valores y los principios de la Carta de la Tierra.

La Iniciativa representa el amplio esfuerzo voluntario de la sociedad civil. Entre sus integrantes se incluyen destacadas instituciones internacionales, gobiernos nacionales y sus agencias, asociaciones universitarias, organizaciones no gubernamentales y grupos comunitarios, gobiernos locales, grupos ecuménicos, escuelas y negocios, además de miles de personas que colaboran a nivel individual.

Muchas organizaciones han avalado formalmente a la Carta de la Tierra y están utilizando o promoviendo su visión. Muchas otras la están usando o promoviendo sin haber emitido un aval.

La Carta de la Tierra Internacional (CTI)

La Carta de la Tierra Internacional la componen el Consejo y la Secretaría de la CTI y su objetivo es el de impulsar la misión y la visión de la Carta de la Tierra.

La CTI se esfuerza por promover la diseminación, la adopción y la implementación de la Carta, y por ofrecer apoyo al crecimiento y al desarrollo de la Iniciativa. La CTI se creó en el 2006 como parte de un importante proceso de reorganización y debido al incremento de las actividades de la Carta de la Tierra.

Es importante recordar que aunque el Consejo de la Carta de la Tierra Internacional ofrece liderazgo y orientación a la Iniciativa en general, no la rige o la controla directamente. La Iniciativa de la Carta de la Tierra no es dirigida en el sentido formal del término. El Consejo únicamente se encarga de la gobernabilidad de la Carta de la Tierra Internacional.

La Comisión de la Carta de la Tierra

La Comisión de la Carta de la Tierra —creada como órgano internacional independiente por el Consejo de la Tierra y la organización Cruz Verde Internacional, a principios de 1997— supervisó el proceso de consulta y de redacción de la Carta, aprobó el texto final del documento y lo dio a conocer públicamente en el año 2000. La Comisión mantiene la potestad en lo que al texto de la Carta se refiere. Sus miembros asesoran a la CTI además de ejercer como embajadores de la Carta de la Tierra. En cualquier caso la Comisión ya no participa en la supervisión de la Iniciativa, puesto que dicha responsabilidad se le ha asignado al Consejo de la CTI.

El Consejo de la CTI

El Consejo de la CTI supervisa la labor de la Secretaría Internacional de la Carta de la Tierra estableciendo los objetivos, política y las estrategias principales a seguir por la CTI, ofreciendo orientación y liderazgo a la Iniciativa en general. El Consejo no es una entidad jurídica como tal. El propio Consejo elige a sus miembros tras consulta a los afiliados de la red global de patrocinadores de la Carta de la Tierra.

La Secretaría de la CTI

La Secretaría de la CTI, cuya sede se encuentra en la Universidad para la Paz en Costa Rica, promueve la misión, la visión, la estrategia y la política adoptadas por el Consejo de la CTI. La Secretaría brinda apoyo a la labor del Consejo, favorece la planificación estratégica y coordina numerosas actividades de la Carta de la Tierra. La Secretaría sirve de guía y enlace para las iniciativas encaminadas a llevar la Carta de la Tierra a los ámbitos de la educación, la juventud, los negocios y la religión. Asimismo, la Secretaría gestiona la comunicación con la red de la Carta de la Tierra en general y promueve el uso de la Carta como documento internacional de ley blanda.

Funciones de los actores clave

1. Afiliados 
Los afiliados de la CTI son personas y organizaciones que comparten la visión de la Carta y se han comprometido a promoverla y a ayudar a implementar las estrategias de la CTI en sus respectivos países. Los afiliados suscriben un acuerdo formal con la Carta de la Tierra Internacional para convertirse así en fuente activa de información y de actividades en relación a la Carta en sus países. La Secretaría de la CTI coordina las actividades con los afiliados y les ofrece orientación y materiales que pueden utilizar como recursos. Puede haber más de un afiliado en un mismo país y la Secretaría de la CTI se encarga de tomar la decisión sobre su designación. Cuando se establece un nuevo afiliado en un país donde ya existe(n) otro(s), también se le(s) puede consultar. Los afiliados aceptan mantener una comunicación estrecha con la CTI y enviar informes sobre las actividades más importantes relacionadas con la Carta que se estén realizando en su región. De forma similar, la CTI acuerda mantener informados a los afiliados acerca de las decisiones y las actividades de importancia que les afecten y ofrecerles cierto grado de orientación, asesoramiento fundamental y apoyo en sus comunicaciones (en la medida de la disponibilidad de recursos).

2. Organizaciones socias
Los socios estratégicos son organizaciones cuyas actividades apoyan directamente y de forma continua a la Carta de la Tierra y a la Iniciativa, o cuyos proyectos están en armonía con los principios del documento. En su mayoría se trata de organizaciones internacionales, pero también las hay que centran su atención en los ámbitos nacional o local. Las organizaciones socias suscriben un acuerdo formal con la Carta de la Tierra Internacional (un Memorando de Entendimiento, un Acuerdo de intenciones u otro tipo de reconocimiento formal) que detalla los proyectos específicos sobre los que esta organización trabajará para apoyar y promover la Carta así como la manera en que recibirá apoyo de la CTI.

Entre los socios de la CTI se encuentra Earth Charter Associates, Ltd. (ECA), entidad jurídica con sede en los Estados Unidos, que fue creada para ofrecer respaldo legal y ayuda en la recaudación de fondos de la CTI.

3. Avaladores
Un avalador es toda persona u organización que exprese formalmente su apoyo a la esencia y los propósitos del documento de la Carta de la Tierra y se comprometa con dichos principios. La condición de avalador está abierta tanto a personas que quieran vincularse a título individual como a organizaciones -independientemente de su tamaño-. En este sentido la Secretaría de la CTI ha buscado activamente el respaldo de las principales organizaciones internacionales y nacionales.

4. Voluntarios o colaboradores
Los voluntarios o colaboradores son avaladores que se comprometen y donan recursos a la Iniciativa de la Carta de la Tierra de la manera más apropiada para ellos, ya sea en forma de tiempo, dinero, relaciones con distintas redes y promoción pública, etc. Pueden ser tanto organizaciones como gobiernos o personas a título individual. Los voluntarios o cooperantes son el equivalente a los miembros de un programa tradicional de afiliación dentro de una ONG, con la singularidad de que en este caso no adquieren derechos formales de su estatus como colaboradores, si bien tienen el derecho de identificarse públicamente como “colaborador de la Iniciativa de la Carta de la Tierra” o “como voluntario de la Iniciativa de la Carta de la Tierra”.

Aunque ciertamente la CTI busca obtener un amplio patrocinio, se reserva el derecho de decir “no gracias” a una organización o persona concreta que quisiera hacer una donación de algún tipo o promover la Carta de cierta forma que no se vinculara con los valores del documento.